Empresa

Liderazgo y compromiso

Casa Delfín es la empresa líder del mercado español en equipamiento para hostelería. Apostamos por la tecnología, la calidad y el servicio. Buscamos adelantarnos a las tendencias del mercado: somos los primeros en ofrecerle lo último. Estamos comprometidos con la excelencia y la expansión del negocio de nuestros clientes.

El más completo catálogo

Tenemos acuerdos con los principales fabricantes del mundo de vajilla, cubertería, cristalería, buffet, cocina y complementos. Trabajamos con las marcas más competitivas. Ponemos a su disposición el stock de productos más amplio del mercado con más de 15.000 referencias. Los hemos reunido en un catálogo accesible on line, que también podemos personalizar para nuestros clientes.

Logística eficiente

Estamos cerca de los principales polos de desarrollo turístico del país y podemos dar servicio en todo en el mundo. Disponemos de oficinas en Andorra, Barcelona, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca y Tárrega. Contamos con una gran plataforma logística propia en Canarias y un almacén inteligente de más de 6.000 m², que nos permite hacer un control de stock just in time y un picking rápido y eficiente. Realizamos entregas en 48/72 horas en todo el país, mediante transporte propio y acuerdos con los principales operadores logísticos.

Showrooms

Estamos cerca de dónde está su negocio con showrooms en Andorra, Barcelona, Las Palmas, Madrid, Palma de Mallorca y Tárrega con unas exposiciones idóneas para poder mirar y tocar las últimas novedades en el mundo de la hostelería y la restauración.

Historia e historias

Las marcas tradicionales que perduran en el tiempo lo consiguen gracias a su visión y capacidad de transformación. La nuestra es una historia de sucesivas transformaciones. Comenzó en 1863, en un pequeño comercio familiar de Tárrega dedicado a la venta de ollas y utensilios de cocina, y ha continuado hasta nuestros días, para convertirnos en una empresa innovadora de equipamiento de hostelería de ámbito nacional. Cinco generaciones de una misma familia han estado al frente de Casa Delfín, que hoy cuenta entre sus clientes a grandes cadenas hoteleras y restaurantes de primer nivel.

 
  • Un campeón mundial en el almacén

    Hace unos cuantos años nuestro jefe de almacén nos trajo durante un verano a su hijo para que se iniciara como aprendiz. El chaval era un gran trabajador, sin embargo tenía otra pasión: el fútbol. Cuando la selección española conquistó la Copa del Mundo en Sudáfrica, en Casa Delfín nos sentimos especialmente orgullosos.

    LEER MÁS

    En Casa Delfín siempre hemos intentado contar con los mejores profesionales siempre acorde a sus ramas de trabajo y especialización. Creemos que esa es la base del éxito y la perdurabilidad a lo largo de tantos años y los resultados obtenidos parece que nos avalan. Uno de los mejores ejemplos que hemos encontrado en este sentido fue nuestro jefe de almacén, Joan Capdevila, que estuvo trabajando con nosotros ¡más de 40 años!

    Joan era uno de los mejores trabajadores en su campo. Un hombre eficiente, enérgico, con ganas de trabajar y hacer las cosas bien desde que llegaba por la mañana y hasta la última hora del día. Lo que no sabíamos en Casa Delfín era que esos genes de campeón habían sido heredados, ¡Y de qué manera! Por su hijo, también llamado Joan.

    Durante un verano nuestro jefe de almacén nos trajo a su hijo para que se iniciara como aprendiz y empezara a entrar en contacto con la vida laboral. Els chaval era un gran trabajador y desde luego que dejó una gran impresión entre sus compañeros; pero sin embargo, el joven Joan tenía otra gran pasión: el fútbol.

    Era ponerse a hablar del deporte Rey y se le iluminaban los ojos. Por aquel entonces, Joan todavía militaba en las filas del equipo local, el Tàrrega, y aunque ya apuntaba maneras, nadie podía llegar a aventurar lo que el futuro le tenía preparado.

    Desde Tàrrega, ciudad en la que se ubica la sede central de Casa Delfín, y desde nuestra empresa, vivimos con mucha ilusión y orgullo su ascenso y su progreso en el mundo del fútbol. Vimos cómo aquel joven que una vez trabajó en nuestro almacén iba creciendo como persona y como jugador en las filas de los grandes equipos nacionales: R.C.D. Espanyol, Atlético de Madrid, Deportivo de la Coruña o el Villareal así como otros grandes de Europa como el Benfica portugués.

    Sin embargo, el momento cumbre de su carrera sin duda alguna le llegó enfundado en la elástica de la Selección Española, con la que se proclamó Campeón de la Eurocopa de 2008 y el Mundial de Sudáfrica de 2010. En ese momento, en Casa Delfín nos sentimos especialmente orgullosos de Joan ya que no cada día uno puede decir que tuvo un campeón del mundo en su almacén.